A pesar de la difícil situación, nos encontramos defendiendo los intereses de nuestros clientes como si fueran los nuestros, retribuyendo la confianza depositada.
 
Es momento de cuidarnos, para que cuando todo pase no falte nadie.